Saltar al contenido

La influencia de la Luna

18 julio, 2016

A la Luna se le atribuyen poderes mágicos y enigmáticos, como transformar a un hombre en lobo. Lejos de los mitos y las leyendas que la rodean, el satélite de la Tierra es de verdad único y sí ejercita una excepcional repercusión sobre el planeta.

La influencia de la Luna en las mareas

Su influencia en las mareas y su papel en el comienzo de la vida terrestre, la manera en que marca el ritmo y hasta la estabilidad del planeta son poderes reales de la Luna que resultan inexplicables y apasionantes.

Las leyes de la física explican que cuanto más cerca están 2 objetos, mayor es la fuerza con la que se atraen entre sí y eso es lo que pasa entre nuestro planeta y su satélite.

La Luna tira de los océanos hacia ella y hace que la Tierra se abulte ligeramente: este abultamiento crea las mareas.

Las mareas que tenemos se deben a que la Luna está donde está. Si estuviese más cerca, la fuerza sería mayor: las mareas bajas serían más bajas, las altas harían desaparecer las urbes ribereñas.

Un poco de historia de la Luna

Hace cuatro con cinco mil millones de años, un planeta del tamaño de Marte chocó con la joven Tierra, y el choque lanzó una gran cantidad de roca líquida alrededor.
Este hecho creó la Luna y cambió la química básica de nuestro planeta: se formó el llamado caldo de la vida, con hidrógeno, ázoe y carbono.
Mas todavía pasaron otros setecientos millones de años tras aquel impacto: la Tierra se enfrió, se formó una superficie rocosa, el vapor se condensó en los océanos, y la Luna empujó esos océanos.

Ciclo vital de la luna

Se piensa que la luna llena nos altera, que en esas noches hay más crímenes, en lo que se ha dado a llamar efecto Transilvania. Aunque es una cosa que la ciencia no ha podido explicar.
Es verdad que muchos animales se vuelven más activos, sonoros y fértiles cuando reluce la luna llena.
Los corales tropicales acompasan su ciclo reproductivo y una noche de luna llena desovan todos al unísono. La especie Diploria Strigosa, famosa como coral cerebro, es otro ejemplo.
Con la luna llena, los corales producen una nueva capa ósea sobre la precedente y este desarrollo está dictado por la órbita mensual de la Luna.

Ritmo y estabilidad de la Luna

Desde la colisión que creó la Luna, el eje de la Tierra ha estado inclinado, virando a un ángulo incesante de veintitres grados, lo que deja las alteraciones de la luz del sol y las estaciones, la estabilidad del tiempo y el ciclo de la vida.
Esta estabilidad depende de la velocidad de rotación del planeta, cuanto más veloz gira, con mayor estabilidad se sostiene en su eje.
Cuando la Luna se distancie, el eje terrestre se desequilibrará y empezará a fluctuar, tanto, que los polos podrían bajar hasta el Ecuador y el Ecuador ocupar la situación de los polos. Eso volvería al planeta inhabitable tal y como lo conocemos ahora. De ahí que la Luna es un factor esencial para sostener la vida en la Tierra.

Últimas entradas de Maria Jose (ver todo)